In Salud, Servicios

De color naranja y verde se ha teñido uno de los edificios más emblemáticos de Puertollano, la Casa de Baños, con motivo del cuarenta aniversario del inicio de la actividad de la Asociación para la lucha contra las enfermedades renales (Alcer).

Puertollano se ha sumado a la efemérides con la lectura del manifiesto por el coordinador local de este colectivo, Miguel Ángel Duque, junto a la concejal de sanidad, Celia Villaverde, que en representación del Ayuntamiento ha mostrado su apoyo a muchos ciudadanos que viven condicionados por esta enfermedad.

Su vida cambió por complejo hace dos años después de la intervención quirúrgica de transplante al que fue sometido y que le ha permitido dejar la diálisis y volver a la normalidad.

Apoyo psicológico

Una asociación que ayuda a los afectados con apoyo psicológico y de un nutricionista de un colectivo que cuenta con trescientos socios en la provincia, de los que ochenta residen en Puertollano y el resto en las delegaciones de Ciudad Real y Alcázar de San Juan.

Según explicó Duque en la actualidad todas las personas con enfermedad renal tienen acceso a realizar el tratamiento renal sustitutivo.

Alcer se enfrenta a nuevos retos, muchas fallecen por problemas cardiovasculares antes de detectarles la enfermedad renal. Hay 4.000 personas en lista de espera para trasplante de riñón, los pacientes ahora viven más. Es importante tener en cuenta los aspectos psicosociales, ocupándose de las familias, empleo y en recuperar los derechos perdidos”.

Recommended Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies