en Obras y Mantenimiento

El Ayuntamiento de Puertollano ha iniciado en la barriada Santa Ana una campaña especial de desratización que se extenderá al resto de barrios a lo largo del mes para evitar la proliferación de roedores en las calles como consecuencia de la sequía.

El concejal de limpieza, Jesús Caballero, ha indicado que en atención a la petición hecha el pasado jueves por la Asociación de Vecinos Santa Ana, un día después se iniciaba esta campaña en esta amplia zona de la ciudad con la colocación en la mayoría de las alcantarillas de bloques de rodenticia anticoagulante (Muribrón bloque), con el fin de prevenir la presencia de ratas en la vía pública.

Unos trabajos de una duración de dos y tres días por barrio que se extenderá a Constitución a finales de esta semana, Libertad, Cañamares, El Carmen, Las Mercedes, Fraternidad, Ciudad Jardín y El Villar.

Caballero tranquilizó a los vecinos, ya que no estamos ante ninguna plaga y si se han incrementado los roedores en algún caso puntual se ha debido a la falta de lluvia de los últimos meses, y advirtió que en los próximos días se podrán ver alguno más correr por las calles por los efectos del propio veneno. “Este equipo de gobierno no vive en una burbuja ni en un despacho y tenemos una planificación a lo largo del año y eso no quita que alguien nos diga que no es suficiente y reforcemos la campaña de una manera más exhaustiva”.

Medidas preventivas del vecindario

El concejal recordó que la prevención es un trabajo de todos, ya que el vecindario debe tomar medidas para evitar su presencia, como no tirar basura fuera del contenedor y no echar comida a pájaros y animales en general. “Pedimos que en este momento tengamos más y no aportemos alimentación”.

Revisión trimestral de las alcantarillas

Además de forma paralela cada trimestre la empresa concesionaria de limpieza, Cespa, y el propio Ayuntamiento realizan desratizaciones en cada una de las barriadas, mediante la aplicación de cebos con 100 gramos de veneno en las distintas alcantarillas. “En aquellas que no hay cebo, es que se lo han comido y se vuelve a reponer y así cada tres meses, ya que de otra forma no haría efecto y corremos el riesgo que los propios roedores se puedan adaptar al veneno”, señaló Jesús Caballero.

 

 

Entradas recientes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Reunión de trabajo EDUSI con técnicos y grupos políticos