In Cultura, Fiestas y Festejos

Algunas de las composiciones más pegadizas de toda una generación fueron bailadas, coreadas y cantadas por las dos mil personas que no se perdieron el Festival Ochentero en la tarde-noche del sábado en la Plaza de Toros dentro de las actividades de Feria de Mayo.

Un maratón musical que arrancaba motores con la garra de Javier Ojeda y con los grandes éxitos de la banda malagueña Danza Invisible, desde “Sin aliento”, “El Angel Caído”, su espléndida versión de “Yolanda”, el archiconocido “Sabor de amor” y “Al otro lado de la carretera”.

Un buen prólogo para entrar de lleno en el concierto con el tecnopop de OBK en un recorrido por la trayectoria de esta formación con sus grandes letras “Historias de amor”, “La princesa de mis sueños”, “Lucifer”, “De que me sirve llorar”, “El cielo no entiende” o “Tu sigue así”, con la que Jordi Sánchez consiguió que vibrara el público.

De las baladas de Los Secretos a la fuerza de Siniestro Total

Llegaba el momento más relajado con la presencia en el escenario de Javier Urquijo, que interpretó algunos de los grandes temas que ha hecho grande a “Los Secretos”, desde “Agarrate a mi María” a “Pero tu lado” o “Déjame”, la más esperada por los fans ochenteros.

Tras este paréntesis más emocional, de nuevo llegó la fuerza al Festival con Miguel Costas, con los temas más sonados de Siniestro Total como “Bailaré sobre tu tumba” o de Aerolineas Federales, otra de las bandas de las que formó parte en los años ochenta.

De las chicas cocodrilo al Soy Minero

Fran Hervás y “Los G” jugaban en casa y eso se notó por el calor de los dos millares de almas que se reunieron en el Coso Polivalente para tatarear las exitazos de Los Hombres G. Desde “El ataque de las chicas cocodrilo”, “Marta tiene un marcapasos”, “Sufre Mamón”, “Visite nuestro bar” a “Venezia” con la portentosa voz de Juan José Portero, que aprovechó también la ocasión para alzar su intensa voz con “Soy minero”.

Lobo hombre en Paris

Un concierto que no podía tener mejor guinda que la actuación de La Unión, que vuelve a esta Plaza de Toros, tras un largo camino musical de 35 años, en el que Rafa Sánchez y Luis Bolín compartieron buena parte de las canciones más esperadas, como “Sildavia”, “Entre flores raras”, “Vivir al este del Edén”, “Maracaibo”, “Fueron los celos”, “La mala vida” y “Falso amor”.

Los minutos más sensuales llegaron con “Más y más” y “Ella es un volcán”, y ya en el bis final y de madrugada no quedó nadie sin cantar “Lobo hombre en Paris”, su primer gran éxito de 1984 que fue el gran espaldarazo para todo lo que vino después.

Javier Ojeda abrió el Festival
OBK vino cargado de historias de amor
Rafa Sánchez sigue en forma 35 años después
Las grandes baladas de Los Secretos con Javier Urquijo
La música local estuvo representada por Los G
Miguel Costas compartió los temas más conocidos de Siniestro Total
Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Fiesta ManchegaBalance de Feria