In Asociaciones, Cultura, Fiestas y Festejos

El centro histórico de Puertollano se ha llenado de devoción y sabor de infancia durante la celebración del Corpus Christi que se consolida y crece en participación gracias a la implicación de colectivos religiosos y cofradías locales.

Una jornada que comenzaba con la eucaristía en la Parroquia de Nuestra Señor a de la Asunción y a las siete y media de la tarde comenzaba la procesión encabezada por la Agrupación Musical de los Discípulos de San Juan junto con una amplia representación de las cofradías de Semana Santa de Puertollano con sus respectivos estandartes mayores.

Una procesión en la que también participó Cáritas, las cofradías de caballeros y señoras de la Virgen de Gracia, las hermandades de Santa Ana, San Juan y San Antonio, Archicofradía de María Auxiliadora, Cofradía de la Virgen de la Cabeza, Juventudes Marianas Vicencianas y Grupo Scouts San Juan Bautista, Asociación de la Medalla Milagrosa, entre otros.

Tras la custodia una amplia representación parroquial con el arcipreste, Pedro Antonio Rodríguez Menchén, y diversos sacerdotes de Puertollano, así como la música de la Banda Sinfónica.

Niños de comunión

Si el día del Corpus es uno de los que más brilla del año es gracias a la presencia de los niños y niñas que este año han recibido la primera comunión en las distintas parroquias y que con sus mejores galas participaron en esta procesión junto con una amplia escolta de padres, abuelos y familiares.

Manto floral

En la calle Aduana se vivió uno de los momentos más emotivos cuando la custodia pasó por la alfombra floral elaborada con sal por la Cofradía de la Veracruz, que ha incluido diversa simbología como el cordero, el cáliz con el cuerpo de Cristo o la Cruz de Calatrava. Instante para la oración en el que Antonio Díaz lanzó desde su balcón cientos de pétalos de flores.

Altares de devoción

Varias cofradías de Semana Santa han contribuido a que este día sea más grande con la instalación de diversos altares a lo largo del recorrido. Desde la imagen de San Juan a los pies de la Parroquia de la Asunción; el guiño de la Cofradía de la Veracruz al año jubilar San Juan de Avila en la calle Aduana y el Niño Jesús envuelto en incienso en la calle Calzada.

San Miguel vence al mal en el altar preparado con especial mimo por la Cofradía del Cristo de las Maravillas ante la Ermita de la Soledad; la capilla de la calle Cruces de Jesús de Medinaceli abierta de par en par por su cofradía junto con la hermandad de la Dolorosa; la invitación al rezo ante un crucificado de las cofradías de Jesús Orando en el Huerto y Nuestra Señora de la Piedad, mientras que en la recta final del itinerario, en la calle Cuadro, la última parada ante una Virgen María de las Cofradías del Santo Descendimiento y Jesús Resucitado.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Hoguera de San JuanCoral Polifónica