In Mujer

Puertollano ha dicho un no a la violencia de género en la concentración en el que se han recordado a las víctimas, pero también a las mujeres que sufren en silencio un problema social en el que todos estamos implicados. Un acto al que se ha sumado la alcaldesa, Mayte Fernández, la consejera de fomento, Elena de la Cruz, la diputada nacional, Isabel Rodríguez, el diputado regional, Miguel Angel Caballero y una amplia representación de la Corporación Municipal.

Sin ataduras frente a la violencia

Una concentración, que se enmarca dentro de los actos programados por el Centro de la Mujer, que ha contado con gran implicación de alumnos y alumnas del ciclo superior de animación sociocultural del Instituto Dámaso Alonso que han escenificado cómo una mujer debe romper sus ataduras con quien o quienes pretenden mantener el control sobre sus vidas. A la vez Elisabeth Ranchal ha elaborado un trabajo pictórico de una mujer que refleja el dolor de la violencia.

Un acto en el que no ha faltado un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la violencia de género y una suelta de globos por cada una de las mujeres que han fallecido este año a manos de sus parejas.

Lectura de Manifiesto

Las monitoras del Patronato Municipal de Deportes Felicidad Sánchez Molina e Inmaculada Sánchez-Murillo Rico han sido las encargadas de la lectura del manifiesto en el que se reclamó un Pacto de Estado y la adopción de medidas y políticas encaminadas a la construcción de una sociedad igualitaria, en la que las mujeres y los hombres gocen de las mismas oportunidades para acceder a los recursos, disfruten de manera real y efectiva de los mismos derechos y vivan en paz y libertad.

La violencia en múltiples ámbitos

Un manifiesto en el que se reconoce que mientras no seamos capaces de desterrar el machismo de nuestra sociedad, que se manifiesta en todos los ámbitos de la vida y todas las expresiones comunicativas y culturales “debemos de ser conscientes de que no podremos erradicar de manera definitiva la violencia de género”.

La violencia se produce en el ámbito de las relaciones de pareja, produciendo una gran devastación sobre las mujeres y sus hijas e hijos. “Particularmente preocupante es la violencia de control que se ejerce de manera especial sobre chicas jóvenes, coartándoles su autonomía y su derecho a desarrollar su personalidad de acuerdo a sus propios deseos”.

Formas dramáticas

Otras formas dramáticas de violencia machista es la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual y la explotación sexual en sí misma y el acoso sexual o acoso por razón de sexo en el ámbito laboral;

También en la mutilación genital femenina; el matrimonio forzado o concertado; las diferentes manifestaciones de la violencia sexual; las conductas que coartan los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las niñas y, para terminar, cualquier otra forma de violencia que pueda lesionar la dignidad, la integridad y la libertad de las mujeres, se argumentó en el Manifiesto.

Recommended Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies