In Grupo Ciudadanos

El Presupuesto del Ayuntamiento de Puertollano incluye una partida de 50.000 euros destinados a la concesión de subvenciones para la realización de actividades, a asociaciones que presenten proyectos de interés general. Esa concesión se debe ajustar a unas bases fijadas por el Ayuntamiento.

La Concejal de Participación Ciudadana Ana Belén Mazarro, convocó a los grupos políticos municipales para establecer entre todos, las bases para la concesión de subvenciones. Tras varias sesiones de trabajo se elaboran esas bases con las que todos estaban de acuerdo y se aceptan por unanimidad en la Comisión de Transparencia y Buen Gobierno correspondiente el día 4 de abril de 2017.

Uno de los puntos de esas bases es que “las asociaciones que hayan recibido alguna ayuda de otros departamentos municipales NO podrán optar a las subvenciones objeto de esta convocatoria”. El “NO” está resaltado así, con mayúsculas, en las bases.

Hasta aquí todo correcto, ¿Verdad? ¡Pues no! Todo lo que está relacionado con concesiones a asociaciones o colectivos en este Ayuntamiento viene siempre acompañado de algunas actuaciones que, digamos huelen raro.

Al analizar las subvenciones que pretende otorgar el Equipo de Gobierno socialista, vemos que hay varias asociaciones a las que se concede esta subvención, que ya reciben más ayudas municipales y esto va en contra de lo acordado por todos…

La Concejal socialista Ana Belén Mazarro, en un claro ejercicio de transparencia y respetando el trabajo de los otros grupos como es habitual y en ella…, dio instrucciones para que se quitara el “NO”, por su cuenta y sin comunicárselo a los grupos municipales con los que había trabajado en la elaboración de las bases (posiblemente lo niegue, puesto que es su forma de proceder, que no les sorprenda)

Así, con esta orden, la Junta de Gobierno local del día 5 de abril, aprueba y publica que “las asociaciones que hayan recibido alguna ayuda de otros departamentos municipales podrán optar a las subvenciones objeto de esta convocatoria”. Párrafo que, aparte de ser una solemne estupidez, cambia radicalmente las bases elaboradas por unanimidad.

Simplemente se quita el “NO” en un párrafo que venía a repartir las subvenciones evitando duplicidades y las sospechas que siempre rodea a estas adjudicaciones. Con todo lo ocurrido, la Concejal socialista citada y el equipo de gobierno se han reído de los grupos municipales que de buena fe colaboraron con esta Concejal, han mentido y engañado a la Comisión Informativa dando cuenta de unas bases que luego han modificado y en definitiva, que es lo que persiguen, le dan subvenciones a quienes quieren sin ningún respeto por las bases ni criterios. Simplemente utilizan el dinero para comprar votos y mantener su red clientelar.

Si la Concejal socialista Ana Belén Mazarro tuviera un mínimo de dignidad presentaría inmediatamente su dimisión, por reírse del trabajo de otros concejales, por engañar a la Comisión Informativa y por repartir dinero público sin respetar las bases acordadas previamente. Pero no se preocupe nadie. Seguro que NO dimite.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies