In Ciudad

Los siete cortometrajes nominados a los Premios Goya 2019 podrán verse este viernes, 1 de febrero, en la pantalla del Auditorio “Pedro Almodóvar”, en una sesión cinematográfica que se iniciará a las 21 horas con un precio de entrada de tres euros.

De la categoría al mejor corto de animación se proyectarán tres trabajos, “El Olvido” de Cristina Vaello y Xenia Grey, “I Wish” de Víctor L. Pinel y “Soy una tumba” de Khris Cembe

“El Olvido” cuenta los hechos reales acontecidos el 25 de mayo de 1938 en la ciudad de Alicante, en plena Guerra Civil Española y con la Segunda Guerra Mundial a punto de estallar.

“I Wish” muestra un dilema universal en el que cuando dejas de seguir tus sueños, son ellos los que te persiguen a ti. Técnicamente, las animaciones han sido realizadas con Toom Boom Harmony -herramienta utilizada en los grandes estudios 2D- y se han diseñado tiñendo las líneas exteriores para que el color sea el que de forma a los personajes.

“Soy una tumba” es el reflejo de familias por el contrabando y el narcotráfico. Los personajes principales serán un niño, un padre y se podría decir que el silencio. La idea principal del corto “es jugar con la técnica y mezclar e integrar imagen real, filmando escenarios, con animación tradicional dibujada; un recurso narrativo que nos conducirá a un final con impacto emocional, dando sentido a esta técnica”, describe el director.

Corto documental

En la categoría al mejor cortometraje documental se podrá ver “Gaza” de Carles Bover Martínez y Julio Pérez del Campo. Un viaje a Gaza, en el que a través de diversos personajes se da a conocer la vulneración de derechos humanos que sufren diariamente y la situación debloqueo y posguerra por la que trata de sobrevivir la población palestina en la Franja de Gaza.

Cortos de ficción

Asimismo en la categoría al mejor cortometraje de ficción se proyectarán “Cerdita” de Carlota Pereda y “El Niño que quería volar” de Jorge Muriel y “Bailora” de Rubin Stein.

“Cerdita” narra la historia de Sara es una adolescente con problemas de obesidad que vive atemorizada por las burlas de unas niñatas, de vacaciones en su pueblo. Ni siquiera Claudia, amiga de la infancia, sale en su defensa cuando le acosan ante un Desconocido y le roban la ropa en la piscina. El largo camino de vuelta marcará lo que le quede de vida.

“En el niño que quería volar” se adentra en el Madrid de los años en la vida de Iván, de cinco años, que se enfrenta al nacimiento de un nuevo hermano. Su hermana es la favorita de papá, el recién nacido es el de mamá. ¿Qué lugar ocupa él en esta nueva situación? ¿Y si pudiese volar y escapar?

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Masterclass de Antonio NajarroEl Instituto Juan de Távora ha sido uno de los centros reconocidos por el Gobierno de Castilla-La Mancha en el Día de la Enseñanza 2019, y cuya directora, Mercedes Barreda, recibió de manos del presidente regional, Emiliano García-Page. El presidente regional ha tenido palabras de reconocimiento para todos los premiados en el acto institucional celebrado en la localidad conquense de Motilla del Palancar, subrayando el “esfuerzo” y “energía” de la comunidad educativa, “que convierte a nuestros pueblos y ciudades en un aula entera”, así como el trabajo de los ciudadanos y ciudadanas que pone a “la formación” al frente de sus prioridades y que son referente “para una sociedad que quiere ganar el futuro sobre la base de esforzarnos y superarnos”. Durante el acto se ha hecho entrega de un total de 21 premios correspondientes a 8 categorías con los que el Gobierno regional reconoce la labor de centros, profesorado, alumnado, asociaciones y entidades que trabajan cada día en el ámbito de la educación.