In Hacienda, Prensa, Salud, Servicios Sociales

Los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puertollano han sumado esfuerzos humanos, materiales, económicos y colaborativos para intentar paliar la situación provocada por la lucha contra el COVID 19. Desde este departamento se ha multiplicado la atención a las necesidades básicas de la población más vulnerable. El servicio de emergencia social ante la COVID-19 se activó con la declaración del estado de alarma, poniendo en marcha desde el primer momento medidas extraordinarias para garantizar la atención urgente a personas mayores que viven solas, a personas vulnerables o con movilidad reducida, y a aquellas en riesgo de caer en una situación de vulnerabilidad a consecuencia de la crisis por el coronavirus.

En esta línea, especialmente en las primeras semanas, se han entregado ayudas de emergencia social a más de quinientas familias desde el inicio del confinamiento, en una necesaria y ejemplar labor de colaboración y coordinación entre instituciones: 88 ayudas municipales Covid-19 por un importe de 31.660 euros, a las que se suman 236 familias que se han beneficiado de 2.492 cheques de la Diputación provincial por un importe de 74.760 euros, y las 184 ayudas procedentes de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Ana Belén Mazarro, concejala de Políticas Sociales

Los Servicios Sociales Municipales de Puertollano han demostrado ser un servicio esencial ante el estado de alarma por la labor tan importante e imprescindible prestada a los ciudadanos por parte del equipo de profesionales destinado en ese departamento municipal, que se fue amoldando desde el inicio de la crisis sanitaria a las nuevas circunstancias y a todo lo establecido en los decretos del gobierno de España. La respuesta se inició desde el Ayuntamiento con las ayudas municipales del plan de garantías, que junto con los servicios y entidades sociales coordinaron acciones y respuestas para complementar las ayudas de forma que ninguna familia se quedara sin alimentos.

Ana Belén Mazarro señala que el objetivo de las ayudas de emergencia ha sido garantizar las necesidades mínimas de alimentación y productos básicos de todas las familias con necesidad, «y ha sido uno de los esfuerzos principales del equipo de gobierno en estos momentos, entendiendo que el confinamiento por el estado de alarma derivado la crisis sanitaria iba a tener, como así ha sido, importantes repercusiones en las economías familiares, especialmente en las más débiles»..

La concejala también ha recordado que estas ayudas se suman a otras medidas extraordinarias como asegurar la alimentación infantil de los comedores, la importante y necesaria atención psicológica a la ciudadanía en estos tiempos, o el apoyo e impulso a las redes solidarias de voluntariado para la alimentación general, la ayuda a mayores o la confección de material sanitario, junto a otras medidas económicas como el aplazamiento de impuestos y tasas.

El respaldo imprescindible de la Diputación

Mazarro destaca el papel fundamental que en este programa de ayudas de emergencia ha tenido y tiene la Diputación provincial, «que ha demostrado en estos meses estar siempre dispuesta a hacer los esfuerzos económicos precisos para seguir garantizando que todas las familias de la provincia puedan contar con lo más básico en estos momentos difíciles, como son los productos básicos de alimentación y de higiene personal».

La crisis sanitaria por el Covid-19 disparó la petición de ayudas de emergencia social, con 2.728 solicitudes en los 54 días desde que se inició el estado de alarma por la pandemia, 1.915 más que en el mismo período de 2019. Así lo daba a conocer el presidente de la Diputación provincial, José Manuel Caballero durante el Pleno telemático celebrado el 17 de mayo para dar cuenta de la evolución que habían experimentado las solicitudes de ayudas de emergencia para familias que no pueden cubrir sus necesidades básicas de alimentación e higiene personal desde la declaración del estado de alarma.

Isabel Rodriguez encuentro en la Diputación
Isabel Rodriguez, en un encuentro con el presidente de la Diputación

Caballero reconoció que en poco menos de dos meses se habían formalizado en los Servicios Sociales 2.728 solicitudes con cargo al Plan de Emergencia Social, que alcanzaba un montante de 850.000 euros, cuando la previsión era no superar los 200.000 euros, como ocurrió en el mismo período de 2019. A este respecto, informó de la firma de un decreto de modificación de crédito por el que se incrementaba la dotación económica del Plan de Emergencia Social en 250.000 euros, que se sumaron a los 1.250.000 euros con que contaba esta partida para 2020. Especialmente llamativas por su aumento y cuantía económica han sido las solicitudes de familias atendidas en los municipios más poblados de la provincia, que en el caso de Puertollano han permitido atender a 236 familias con un importe superior a los de 75.000 euros.

La Diputación ha ido aumentando estas partidas a medida que ha sido necesario con el objetivo siempre de ir avanzando en la toma de decisiones que contribuyan a erradicar el impacto económico que ha ocasionado la crisis sanitaria en nuestro provincia, «un esfuerzo y un respaldo extraordinario de nuestra institución provincial, que se ha visto corroborado e impulsado con el nuevo Plan de Apoyo dirigido a todos los municipios de la provincia, por importe de 6 millones de euros, anunciado por el presidente José Manuel Caballero el pasado jueves, para atender los gastos extraordinarios por COVID y que ya están a disposición de las Corporaciones», subraya la concejala de Políticas Sociales, Ana Belén Mazarro.

JCCM: ayuda emergencia excepcional Covid19 

Por otra parte, los Servicios Sociales de Puertollano han tramitado 184 ayudas de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, acogiéndose al ´Decreto 15/2020, de 12 de mayo, por el que se regulaba la concesión directa de ayudas de emergencia excepcional destinadas a personas que se encuentren en situación de dificultad económica y social para cubrir necesidades básicas, como consecuencia de la crisis ocasionada por el COVID-19 durante 2020´. Los destinatarios han sido unidades familiares formadas por la persona solicitante, y en su caso, su cónyuge o persona con relación análoga a la conyugal y los hijos, con independencia de su edad, que residan en la vivienda.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies