In Alcaldesa, Participación Ciudadana

La alcaldesa, Mayte Fernández, afirmó que la nueva ordenanza regulatoria de las terrazas será un documento vivo que se podrá modificar año tras año con el objetivo de mejorar la convivencia entre los vecinos y la actividad económica que se desarrolla en distintos puntos de la ciudad.

La alcaldesa ha presentado la ordenanza al Consejo de Participación Ciudadana antes del debate plenario que la Corporación Municipal celebrará el próximo miércoles.

Consenso y convivencia

Agradeció el esfuerzo de todos, de grupos municipales, colectivos, Policía Local y en especial del trabajo realizado por el Foro surgido en el seno del propio Consejo, en el que se ha buscado el consenso de las partes implicadas para compaginar el derecho de los hosteleros a una actividad económica con el que también tienen los vecinos de utilizar los espacios públicos. “Hay que hacer un esfuerzo por regularlos de forma adecuada y se mejore la calidad de vida y la estética de nuestra ciudad, que sepamos convivir. El compromiso es seguir mejorándola, que se introduzcan modificaciones y podamos vivir en paz”, afirmó Fernández.

Una ordenanza en la que se hace una nueva definición y distinción entre mesas, sillas, sombrillas y otros auxiliares móviles de las instalaciones desmontables, cubiertas total o parcialmente, con el fin de controlar más lo autorizado, como ha informado el concejal de movilidad, Carlos Mora.

Otras de las novedades será la necesidad de incorporar al proceso un informe previo del departamento de urbanismo y que todas las instalaciones cuenten con un certificado de solidez y estabilidad que deben validar a los 5 años

En la nueva ordenación de las terrazas también se incluye que el número de mesas y sillas será calculado conforme a la propia la fachada del establecimiento. De esta manera se limitará la densidad “ya que era masiva en algunos casos y se controlará su número”. Además la autorización será pública y visible e incluirá el número de sillas y mesas.

Espacios peatonales y ocupación de aparcamientos

En las zonas peatonales si hay algún tipo de elemento o estructura desmontable habrá una anchura de 2,60 metros, el espacio necesario para el tránsito de un vehículo de emergencia. Ya en cualquier punto de la ciudad si el establecimiento dispone de un acerado menor de dos metros se dará la posibilidad de disponer de la zona de aparcamiento que ocupan los vehículos el espacio limitado a su fachada.Otra de las novedades será la regulación del tránsito peatonal por la plaza María Auxiliadora, tras quejas del vecindario, para evitar la masificación con un espacio libre de dos metros.

Limpieza y marca de ciudad

El Ayuntamiento podrá actuar de oficio en caso que un establecimiento no cumpla con la limpieza del espacio concedido y la facturación se hará a nombre del titular de la licencia. Además en determinadas zonas, las fiscales extra, el Ayuntamiento podrá establecer normas concretas sobre el mobiliario que solo se podrá rotular con el nombre de su local, pero no con marcas de bebidas para mejorar el paisaje urbano. “Con esta medida intentamos crear una marca de ciudad”.

Comisión de Seguimiento

La comisión de Seguimiento y Control velar por el cumplimiento de la ordenanza, del que formarán parte el concejal de seguridad, un técnico de movilidad, un representante de cada grupo político, Federación de Empresarios, Foro y Vecinos Afectados. Se reunirá como mínimo una vez al trimestre para facilitar la transparencia y participación, que hará seguimiento de expedientes y las nuevas licencias y renovaciones.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies