In Asociaciones, Ciudad, Economía y Empresas, Empleo, Participación Ciudadana, Prensa, Promoción Económica

La Cámara de Comercio de Ciudad Real y el Ayuntamiento de Puertollano, han organizado esta semana las jornadas formativas: ‘El cliente digital, nuevos hábitos de consumo y nuevas oportunidades”, que cuentan con la financiación de la Unión Europea y la Secretaría de Estado de Comercio en el Marco del Programa Integral de Apoyo a la Competitividad del Comercio Minorista, y que se han celebrado en el Museo Cristina García Rodero de Puertollano los días 18 y 22 en horario de tarde. Las Jornadas han estado dirigidas a propietarios, gerentes y empleados de comercios minoristas y personas que estén pensando en emprender en el ámbito del pequeño comercio.

En toda la provincia han sido más de un centenar de profesionales del pequeño comercio los que han asistido a distintos talleres, que tienen como objetivo contribuir a mejorar la competitividad de este sector. Los talleres desarrollados han versado sobre diferentes temáticas relacionadas con estos cambios a los que debe enfrentarse el comercio tradicional. Así, en Puertollano los talleres versaron sobre el cliente digital y las oportunidades que ofrecen los nuevos hábitos de consumo; en Manzanares y Valdepeñas sobre las claves del comercio electrónico; y en Campo de Criptana sobre técnicas de venta y atención al cliente.

Los cambios en los modelos de comercialización y la irrupción de nuevos modelos de negocio están haciendo que el comercio deba reflexionar en qué líneas de acción y adaptaciones debe tomar y desarrollar; el cliente no es el mismo, ha cambiado su cultura de compra, y lo que llamamos “modelo tradicional” languidece o simplemente desaparece. El cliente es otro, tanto en hábitos de compra como en criterios de selección de producto o servicio, forma de relacionarse con el establecimiento y con otros consumidores, tenemos que conocer e identificar los cambios y adaptar nuestra forma de “hacer negocios” a ellos. Además, en la era digital, las reglas del juego han cambiado, y el pequeño comercio tradicional se enfrenta a nuevos retos: cómo competir con el comercio online y cómo atraer a un consumidor omnicanal cada vez más exigente, más informado y más acostumbrado a comprar según unos nuevos hábitos. A la vez, estos cambios traen consigo nuevas oportunidades que hay que saber aprovechar, y para ello, el comercio debe conocer cómo es el nuevo cliente, qué quiere el cliente y cómo lo quiere.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies