In Medio Ambiente

La persistente sequía y las altas temperaturas han reducido de manera drástica el volumen de agua embalsada en la laguna de «Las Pocitas», lo que ha provocado una cada vez mayor falta del oxígeno necesario para la supervivencia de la fauna que vive en este entorno.

Para paliar en lo posible esa situación, el Ayuntamiento ha decidido aportar agua del terciario a la laguna con un cambión-cuba del servicio de jardines, una operación excepcional que se llevó a cabo durante la tarde del jueves y que continuará también durante la jornada de este viernes. Un dispositivo que tiene como objeto mejorar en lo posible la cantidad y la calidad del agua y que conlleva la retirada de los peces que no han logrado sobrevivir al escenario extremo de sequía que vivimos.

Según informa la concejala de Medio Ambiente, Coral Rodríguez, esta operación de llevar agua en cisternas a la popular laguna de los patos se repetirá la tarde de este viernes y los primeros días de la próxima semana con el fin de que la poca agua que queda no pierda calidad y permita la supervivencia de los peces y la continuidad del hábitat de las aves que anidan y viven en ese paraje.

En esta labor de cuidado del medioambiente y preocupación por la situación de la fauna que vive en el entrono de las Pocitas, la concejala agradece la ayuda y colaboración recibida por parte de la responsable y miembros de la protectora de animales «Huellas».

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies