In Ciudad, Medio Ambiente, Prensa

La ausencia casi total de actividad y movimiento de personas y vehículos por las calles de Puertollano a causa del obligado confinamiento provocado por el estado de alarma decretado por el Gobierno, permite que todos los medios humanos y materiales de que dispone Cespa, la empresa encargada del servicio de limpieza en nuestra ciudad, se destinen a las tareas de desinfección de calles y barrios. En la primera semana se consiguió llegar a todos los rincones de la ciudad y cada día, a las seis de la mañana, las 25 personas destinadas a estas tareas ponen en marcha el plan especial de desinfección que coordina y planifica las áreas de actuación de cada equipo, «cuyo objetivo, como el del equipo de gobierno, es que se evite a toda costa el contagio por el Covid-19, para lo que se ha reforzado este servicio a lo largo y ancho de la ciudad, mañana y tarde, sin parar ningún día», señala Jesús Caballero, Concejal Delegado de Obras, Mantenimiento y Limpieza.

Un camión baldeador y una cuba de 600 litros recorre continuamente las calles y zonas comunes de las distintas barriadas para su limpieza, y en las que no es posible acceder con el vehículo, la desinfección se hace a mano, El concejal destaca que diariamente se procede, tal y como han indicado las autoridades sanitarias, a la desinfección de zonas comunes y de tránsito, «la desinfección se lleva a cabo cada día en los espacios más sensibles, los cuatro centros de salud, farmacias, hospital, mercado, supermercados o tiendas de alimentación». Caballero reitera el reconocimiento a los trabajadores de Cespa «por la profesionalidad y la motivación con la que realizan su trabajo, que va más allá de su obligación», apuntando incluso que ha disminuido el número de bajas habitual, «lo que da ejemplo de su compromiso con nuestra ciudad».

Jesús Caballero recuerda que estas tareas de desinfección en espacios públicos de nuestra ciudad se han visto en algún momento apoyadas y reforzadas por otras instituciones o entidades como GEACAM o los militares del Ejército llegados de Córdoba a la residencia de mayores Las Pocitas del Prior. La limpieza se hace con una solución de hipoclorito sódico con las dosis recomendadas por las autoridades sanitarias que se aplica a presión y de forma nebulizada en los contenedores de la ciudad. La limpieza y desinfección se realiza en todos y cada uno de los barrios, explica Caballero, la tarea de baldeo mecánico se hace con «agua mezclada con lejía, con hipoclorito sódico, y afecta a zonas comunes como calles, ascensores y pasos subterráneos, hac escaleras mecánicas o barandillas, «operarios provistos de mochilas con productos desinfectantes trabajan continuamente en las zonas donde hay comercios, farmacias y edificios de salud, puesto que son las que cuentan en la actualidad con una mayor afluencia de público». En todos los casos los productos «son totalmente compatibles con las personas y mascotas.

Los trabajos de baldeo, en turno de mañana y tarde, con la cuba estará mañana viernes en los barrios  Centro y Libertad, además de los operarios que harán el trabajo de desinfección en Hospital, centros médicos, supermercados, policía, tanto nacional como local, correos, Ayto, etc. La programación de tareas a corto plazo incluye la terminación de la barriada de El Carmen para pasar a Las Mercedes, así como las plazas de la barriada Fraternidad y la parte de Libertad en la que no entra el camión.

Contenedores

En relación a los contenedores, el concejal cuenta que se siguen detectando bolsas de basuras fuera de los contenedores. En los que son de carga lateral que cuentan con pedal, se recomienda hacer uso de este sistema; el resto, de carga trasera, se ha decidido dejar las tapas abiertas para evitar tocarlas y reducir así el riesgo de contagios. Jesús Caballero recomienda a los usuarios dejarla de esta forma tras depositar sus bolsas para evitar el contacto de los usuarios con dichos contenedores y que algunas bolsas se depositen fuera de ellos, precisamente para evitar el contacto.

El concejal recuerda la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado por el Ministerio de Sanidad, Promedio sobre la gestión de los residuos y la obligación de  separarlos para su reciclaje durante el periodo que dure el aislamiento por el coronavirus, tanto en los hogares donde haya personas en cuarentena como en aquellos sin afectados. Entre las medidas específicas adoptadas esta la descrita anteriormente de dejar los contenedores que así lo precisen con las tapas abiertas. Por otro lado y según las indicaciones del Ministerio, en los domicilios donde no haya ni confirmaciones ni sospechas de personas con Covid-19 se deben separar los residuos con normalidad, bien embolsados (nunca a granel), dentro del contenedor y atendiendo a la clasificación habitual. Por otro lado, la orden ministerial hace especial mención sobre los guantes y mascarillas de protección, recordando que ambos, sean del material que sean, deben ir «siempre» al contenedor verde, «ya que no son reciclables bajo ningún concepto».

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies