In Grupo IU

Como hacer el ridículo por no querer reconocer un error flagrante.

Entre la desfachatez y la cobardía se encuentra la postura adoptada por el Partido Popular en referencia al Proyecto CLIME que ha adquirido un carácter esperpéntico después de la intervención de su portavoz, Francisco Javier Luna, en el Pleno Ordinario celebrado el jueves 28 de enero, en el que eludió cualquier responsabilidad de la decisión que tomó su grupo la pasada legislatura. En su huida hacia adelante,  buscan centrar la atención sobre la aprobación de la modificación del contrato, cuando el problema es precisamente  la adhesión al contrato que ellos aprobaron.

El Partido Popular de Puertollano no se leyó el proyecto en 2017, simplemente siguió a pies juntillas las órdenes que le llegaron de sus superiores anteponiendo el interés partidista sobre el interés general de la ciudadanía de Puertollano, ya que este proyecto nació de la inspiración de Santiago Lucas-Torres, anterior presidente de la FEMP en Castilla-La Mancha y alcalde por el Partido Popular en Campo de Criptana. Y… donde hay patrón, no manda marinero.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida votó en contra de adherirse al Proyecto CLIME, ya que lo que se pedía era un acto de fe y confianza ciega en la gestión de la FEMP, sin poder leer, opinar o proponer sobre el pliego que marcaría el contrato, es decir, la Administración Local no ha participado en el proceso de licitación. Nuestro Grupo Municipal propuso que se hiciese con medios propios una vez entregada la auditoría energética. Así lo defendió nuestro compañero, Alejandro Becerra, en sus intervenciones del Pleno Ordinario en septiembre de 2017.

El PP pretende responsabilizarnos por aprobar el inicio de expediente de la modificación del contrato que en su cláusula 16 indica: “El presente contrato administrativo solo podrá ser modificado por razones de interés público”. Cambiar las luminarias y que no haya luz suficiente en las calles, es una causa más que justificada para modificar el contrato.

¿Qué alternativa tenemos? ¿O hacemos como el grupo Ciudadanos? Es decir nada. La postura cómoda de “nosotros no lo aprobamos” acompañada del lamento inútil en las redes sociales es su sello de identidad. Ese es el único campo en el que se mueven, legítimo, siempre que no obvien que son representantes de la ciudadanía y que es en el Ayuntamiento donde deben elevar las propuestas, si es que alguna vez las tienen.

Mirar al cielo y silbar no aportará luz a nuestras calles, y proclamar a los cuatro vientos lo irregular que es el proyecto sin denunciarlo ante la justicia podrá contentar a sus palmeros, pero para el resto de la población tendrá la misma utilidad que el traje nuevo del emperador.

Por eso no entendemos que la derecha nos responsabilice y pretenda cargar contra nosotros cuando nuestra única opción es  solventar el problema ocasionado por este proyecto a la ciudadanía, apoyándonos en el informe del técnico pertinente. Esa modificación es necesaria y obligatoria por la chapuza de contrato que, gracias al voto del PP y PSOE en la pasada legislatura, tenemos que asumir.

¿Cómo se puede aprobar un proyecto de esta magnitud  y ahora quitarse de en medio como si la cosa no fuese con ellos? ¿Qué quieren,  que rescindamos el contrato y le paguemos una millonada a Elecnor a costa del ciudadano? Y ¿qué rescindimos? un contrato de alguien que no es responsable y que lo está cumpliendo  en base a lo aprobado.

Si tuviesen un mínimo de vergüenza, los tres concejales del Grupo Popular  pedirían perdón a la ciudadanía y dimitirían ahora mismo por cómplices.

Puertollano a 1 de febrero de 2021

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies