In Asociaciones, Discapacidad, Prensa

Ayer llegó la vacuna al CADIG y a la Vivienda tutelada de la Fundación Fuente Agria de Puertollano, atendiendo a la premisa de grupos de personas más expuestas a la COVID-19 y como prioritarias por el gran beneficio previsto en estos colectivos especialmente vulnerables.

A lo largo de la mañana de hoy, el equipo sociosanitario compuesto por Mª Gracia Teno Félix y Nerea Gómez Múgica, acompañadas por un médico y dos enfermeros más, han realizado la vacunación a los trabajadores y residentes de ambos recursos.

La dirección de la fundación ha manifestado su confianza en que esta actuación sanitaria «suponga un beneficio tanto para las personas que estamos recibiendo la vacuna como para toda la sociedad. Esperamos que todo este esfuerzo redunde en una reducción significativa y duradera de las consecuencias que nos está dejando esta pandemia”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Fuente Agria, Tomás Ballesteros, ha expresado su agradecimiento a la Gerencia del Hospital santa Bárbara de Puertollano «por el interés y diligencia la hora de prestar atención a este colectivo tan vulnerable, tal y como lo viene haciendo a lo largo de toda la pandemia. Esta vacunación en nuestros centros traerá sin duda más tranquilidad a usuarios, familias y trabajadores».

Recommended Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies