In Gobierno, Servicios Sociales

El Ayuntamiento de Puertollano ha dado un paso más en una mayor inclusión y en hacer una ciudad más accesible, que los niños disfruten de sus parques infantiles, tengan o no capacidades diferentes.

El concejal Jesús Caballero, acompañado por representantes de Aisdi (Asociación para la Integración Social del Discapacitado), han comprobado la instalación en el parque infantil de la zona del Bosque del Paseo de San Gregorio de nuevos columpios adaptados tanto para niños de capacidades diferentes o movilidad reducida como para bebés que precisen estar acompañados de un adulto.

Unos columpios adaptados situados a tan solo unos metros del Centro de Día de la Fundación Fuente Agria y de la Asociación Aldabón, que trabajan para mejorar la educación y calidad de vida de estos chicos y chicas.

Diseño ergonómico

Su instalación se ha realizado con la partida destinada a adaptación y mantenimiento de parque infantiles del Plan extraordinario de Empleo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha. En el primer caso se ha tratado de la instalación de un columpio adaptado que cuenta con arnés de sujeción para el pecho y las piernas, y que hace de esta estructura un lugar seguro para los niños con movilidad reducida o parálisis cerebral. El asiento especial Mirage para discapacitados tiene un diseño ergonómico y envolvente para ofrecer mayor comodidad y seguridad a los niños con grandes discapacidades.

El objetivo es que estos niños puedan disfrutar de los columpios como uno más de los que cada día juegan en los parques infantiles de la ciudad, y es que los juegos al aire libre y la relación con otras personas con o sin discapacidad es fundamental para la evolución e integración de estos menores.

Adaptar más espacios infantiles

 

Caballero dice que esta actuación es un primer paso, ya que el objetivo es ir adaptar más espacios de los parques infantiles de la ciudad y mejorar así la calidad de vida de las personas con necesidades especiales.

Esta iniciativa, subraya el concejal, vuelve a poner de manifiesto la sensibilidad y el compromiso del Ayuntamiento con las personas con movilidad reducida, y da respuesta al acuerdo unánime del pleno de la Corporación del pasado mes de septiembre que instaba a llevar a cabo la adaptación de los parques públicos infantiles de Puertollano para su utilización por niños con discapacidad física, psíquica o sensorial, con el fin de garantizar la accesibilidad de todos los niños.

Una “accesibilidad” que se acordó en la moción que compromete al Ayuntamiento a que los parques de nueva creación reúnan los parámetros de accesibilidad en la totalidad de las áreas y cuenten con columpios y zonas de juego adaptadas.

Cumplir la Convención de Derechos del Niño

El concejal Jesús Caballero reitera la necesidad de abrir espacios de juegos por los niños con capacidades diferentes en los parques públicos de nuestra ciudad, con el fin de que estos se divirtieran y crezcan en igualdad, “vamos a seguir con la instalación de columpios y juegos adaptados en las zonas de juegos infantiles, tanto en las existentes como en las de nueva creación, y trabajando por cumplir la Declaración de la Convención sobre los Derechos del Niño de la Organización de las Naciones Unidas, que expone que el niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, orientados hacia la educación. Creemos que la accesibilidad, como derecho universal, debe estar al alcance de todas las personas, independientemente de la edad que se tenga.

Un niño, con o sin diversidad funcional, debe interactuar con su entorno en igualdad al resto, para evitar discriminaciones que pueden acabar separando desde la infancia a ciudadanos de primera o segunda”. Tanto el concejal como los representantes de Aisdi consideran que el derecho al juego debería ser extensivo a toda la infancia e insisten en reivindicar el derecho a jugar en igualdad para los niños y niñas con capacidades diferentes. Un parque infantil tiene que ser un lugar inclusivo, en el que todas y todos se diviertan juntos.

Columpios para bebés

También se han instalado los dos primeros asientos del columpio modelo Tango, uno en cada parque infantil del Paseo de San Gregorio. Se trata de un columpio de asiento doble (cuna para bebé y plano para acompañante) apto para niños de 1 a 5 años.

Fomenta la interacción durante el juego, garantiza seguridad y un óptimo confort para todos los usuarios y está fabricado con materiales resistentes y de larga duración. Este asiento de dos plazas permite que interactúen dos generaciones durante el juego.

Recommended Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies