In Deportes

Las instalaciones deportivas se abrirán de manera progresiva durante este mes con el fin de garantizar la mayor seguridad de trabajadores  y usuarios dentro del plan de desescalada diseñado en el último mes por el Patronato Municipal de Deportes. Unos recintos que permanecen cerrados desde el 12 de marzo por decreto de alcaldía entre las medidas adoptadas para evitar la propagación del coronavirus.

El estadio Sánchez Menor reabrirá sus puertas el próximo miércoles, que continuará el 15 de junio con el Centro de Especialidades Deportivas, el 1 de julio será el turno del complejo de piscinas “María Luisa Cabañero” y la piscina climatizada “Modesto Eiroa” tendrá que esperar a la segunda quincena de julio.

Para que ello sea una realidad se adoptarán una serie de medidas preventivas de riesgos laborales de los trabajadores, ventilación de espacios interiores, medidas de aforo y cartelería informativa.

En cada recinto habrá alfombra e hidrogel desinfectante a la entrada, los vestuarios se podrán utilizar pero no las duchas y taquillas y se recomienda que los deportistas acuden con el calzado y ropa ya puesta antes de acceder al interior.

El concejal de deportes, Jesús Caballero, agradeció el trabajo realizado por el Patronato en elaborar este plan de desescalada, que ha calificado como riguroso, exhaustivo, concreto y garantista, “sin prisas de ningún tipo, sin necesidad de tener que abrir las instalaciones y dando como prioridad al ciudadano”.

Jesús Caballero, concejal de deportes

Estadio Sánchez Menor 

La actividad deportiva se reiniciará con la apertura el miércoles del Estadio Sánchez Menor, solo en horario matinal con un aforo limitado por hora de 25 personas. Al  igual que en el resto de instalaciones habrá mamparas divisorias de atención al público, marcas en el suelo de seguridad, dispensadores de hidrogel para higienización previa de manos y las normas de cómo hay que hacerlo, detalló el gerente del Patronato Municipal, Fran Tamaral.

En pista también habrá hidrogel para que puedan desinfectarse los implementos de cada deportista y cumpliendo la normativa que marca cada federación deportiva en cuanto a distancia en calles, etc. “El sentido común va a primar y la ciudadanía quiere hacer deporte y de la mejor manera posible”.



Centro de Especialidades Deportivas

El Centro de Especialidades Deportivas arrancará de nuevo el 15 de junio tras un trabajo “fuera de lo normal” de reubicación de todos los espacios, con alfombrillas, dispensadores de gel, recolocación de lectores de tarjeta abono y señalización de una entrada y salida para que los usuarios fluctúen y accedan de una manera adecuada.

Las recomendaciones de seis metros cuadrados por usuario se cumplirán de una “sobra” en una instalación de más de 5.000 m2. Como medida preventiva se ha intentado que las clases no coincidan en el mismo horario y las clases de spinning se impartirán en la pista del pabellón Antonio Rivilla, que permita mantener una distancia de 8 a 10 metros cuadrados por bicicleta.

Esta medida hará posible que cada usuario tenga su parcela para poder trabajar con una ventilación natural y calidez en el ambiente. En el resto de clases también se tendrá un espacio de seis a diez metros y el objetivo es animar a la gente y que no se tenga miedo, afirmó Fran Tamaral.

En cuanto a la sala de musculación se cambia la forma de funcionar y ahora será necesaria la reserva previa con aforo limitado a treinta personas.

Abono deporte y escuelas deportivas

Jesús Caballero ha justificado que la reapertura se haga el 15 de junio dado que el 15 de marzo es cuando se suspendió el abono deporte y ya se había abonado por los usuarios, que ahora se beneficiarán que el acceso a las instalaciones sea gratuito hasta el 1 de julio. Algo parecido se baraja con las escuelas deportivas municipales. “Se está estudiando la manera de realizarlo, por lo que se hará vía compensación o devolución del dinero del tiempo no disfrutado”.

Piscina María Luisa Cabañero

Los ciudadanos quieran refrescarse de las altas temperaturas veraniegas podrán hacerlo a partir del 1 de julio en la piscina María Cabañero, que si bien tiene un amplio aforo de un millar de personas se limitará a 350 a 400, un tercio de la lámina de agua. “No queremos pecar de imprudentes y ajustar aún más la normativa”, señaló Tamaral.

Habrá mayor confort en espacios de zonas comunes, señalética, alfombras, hidrogel, cubos de basura con pedal y el personal velará por el cumplimiento de la normativa, en especial que se mantenga la distancia entre grupos.

Piscina Modesto Eiroa

En cuanto a la piscina climatizada “Modesto Eiroa” habrá que esperar a la segunda quincena de julio o primera de agosto para realización de un curso de verano de natación, que servirá de prueba piloto para la temporada de cursos de otoño e invierno. Mientras que el resto de instalaciones se abrirán de acuerdo con el calendario de competiciones dentro de la nueva normalidad.

Fran Tamaral, gerente del Patronato Municipal de Deportes

Certificación y auditoría externa

Trabajadores del Patronato han trabajado en las últimas semanas en el mantenimiento de las instalaciones y sobre todo en su limpieza y desinfección, labor que se reforzará con la certificación cada quince días de una empresa homologada en el sector y que hará una exhaustiva limpieza y revisión del cumplimiento de la normativa.

El concejal de deportes, Jesús Caballero, ha explicado que se ha ido más allá y se será más garantista a través de una auditoría externa y certificación de reapertura de las instalaciones deportivas de la Cátedra del deporte de la Universidad Politécnica de Valencia, que valorará que se cumple a rajatabla todas y cada una de la normativa tras el Covid-19 y que está avalada por la Asociación nacional de gestores del deporte y la Federación nacional de empresarios de instalaciones deportivas y la Asociación española de servicios deportivos.

Minimizar los riesgos

El concejal de deportes reconoce que desde la Fase 1 ya se podían reabrir instalaciones, pero se ha priorizado en estar preparados en “no abrir por abrir, queríamos minimizar al máximo  el riesgo de contagio y aunque en otras ciudades han abierto instalaciones antes que nosotros, teníamos claro desde el inicio que no íbamos a abrir ninguna instalación si no teníamos las medidas de prevención necesarias, las recomendadas por el Gobierno de España, de la Junta de Comunidades y autoridades sanitarias”.

Se trataba no solo de garantizar la seguridad de los deportistas sino también de los trabajadores del PMD, tanto en su formación, adquisición de material, itinerarios y aforos. “Por suerte tenemos grandes instalaciones y muy pocas hay en la provincia que se hayan podido adaptar a las distancias y aforos de la normativa, decretos y recomendaciones”, dijo Caballero.

Unas semanas en las que no se ha parado de trabajar y se ha seguido con la conservación de instalaciones, como estadios, piscinas y pabellones, “tenían un mantenimiento mínimo y nos hemos centrado en hacer una desinfección y limpieza exhaustiva con personal propio de todas las instalaciones deportivas”, indicó Tamaral.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Más de 7.000 bañistas en la primera quincena