In Ciudad, Cultura, Educación, Mujer, Prensa

En la tarde de ayer 11 de octubre se presentó en el Museo Cristina García Rodero el libro “Los hombres de las corbatas” de la autora puertollanense María Julia Aranda López. Para la autora es su primera novela, aunque ya había tenido experiencia en el mundo de la literatura con otros relatos  cortos, especialmente cuentos, que escribía para sus alumnos  con el fin de motivar sus clases. Julia es maestra de profesión,  licenciada en Filología inglesa e Hispánica, y durante muchos años ha ejercido de docente en  distintos colegios de la ciudad. Además es licenciada en piano en el conservatorio de Ópera. Julia  padece un glaucoma congénito que la ha dejado ciega toda su vida, pero que en ningún caso ha mermado su capacidad de superación constante.

Fue un acto emotivo, con muchos amigos de Julia que fueron a arroparla,  que presentó  la concejala Ana Carmona,  que se  refirió a Julia “como una maestra de la sabiduría y de la superación personal. Julia a través de la constancia y el esfuerzo, valores algo denostado en nuestra sociedad actual, ha conseguido superarse a sí misma. Se puede cuando se mira con los ojos del corazón, que decía el Principito, verdad Julia?”.

Carmona señaló  “que  la lectura es un acto de creación permanente y en Puertollano tenemos el privilegio de contar con personas creativas”.  Habló de la implicación de la Corporación  en este tipo de actos, apoyando el talento y la cultura en nuestra ciudad.  Además  le dio las gracias a  Eduardo, de la librería Capri, que era el organizador del acto,  por su implicación en la cultura local y el entusiasmo con su oficio: “ser librero en estos tiempos virtuales es verdaderamente un reto”.

Julia Aranda habló de cómo había surgido la idea de su libro a través de la historia de Roxana, una chica que escuchó en el programa «Hablar por hablar» de la cadena Ser, una vida dura en un mundo de pederastas. Señaló   Julia:   “quiero que mi libro sirva como acicate para que cada mujer maltratada pueda denunciar. Quiero que mi libro sea un referente para ellas».

Señaló también que su visión de la vida es dejarse influenciar por las musas” ellas me acompañan, yo me dejo llevar por ellas, el trabajo de escritora es arduo pero ha merecido la pena”.  Ahondando en esta reflexión, la autora dijo que “ser escritora en la actualidad es complejo cuando cada vez se lee menos, ya que el mundo de la tecnología es brutal, pero creo que el mundo solo se puede mejorar a través de la cultura y la educación”, y declarando «que todos somos maestros de la vida aprendemos algo y enseñamos algo de manera consciente e inconsciente”. Nos habló de que su personaje favorito en su libro “Los hombres de las corbatas” es Lúa, pero animó al público a leer el libro y escoger el suyo, afirmando que «ahora como mente inquieta que soy estoy escribiendo cuentos”.

 Para terminar, narró Aranda sus primeros días de infancia haciendo alusión especial a su padre, faro en su vida. Reseñó a su perro Roco, ya fallecido, que  le enseñó «que en la vida hay que ser muy valiente» y que con esfuerzo todo se consigue.  Oír estas palabras en una mujer ciega que tiene varias licenciaturas universitarias es  como mínimo apasionante, seguramente el espíritu fuerte y decidido de Julia pueda servirnos de inspiración para afrontar el día a día sin tanta quejas, y acercarnos a  algunos de los valores que han inspirado su vida.

Recent Posts

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies